En 6 fechas disputadas del Torneo de Transición, Unión Española se alza como puntera del campeonato. En sus números destacan estar invicto, además de no recibir ningún gol en contra. ¿Cuál es el motivo de tan buen rendimiento?

Quizás, una definición precisa de esta versión de Unión -y que gran parte del público futbolero entenderá a la primera- es señalar que comparte muchas similitudes con el Boca de Carlos Bianchi, el “virrey”; Ataca lo justo y necesario, no es un equipo que le guste pasar muchas complicaciones en defensa por atacar en demasía, y por sobre todas las cosas las cuales se caracterizaba el Boca de Bianchi: Defiende con uñas y dientes los resultados positivos que obtiene. Eso si, no es a través de un festival de patadas como uno podría pensar, mucho orden y organización defensiva, la cual parte desde los mismos delanteros. Esta es la Unión Española de Martin Palermo. Una Unión distinta, una Unión a la que seguimos muchos sin acostumbrarnos, pero que nos tiene con un impecable (De momento) performance en el Campeonato.

Arqueros – Su infravalorado trabajo

En este Torneo de Transición, han actuado Cristian Guerra y Diego Sánchez. Ambos, cada vez que les ha tocado participar, lo han hecho de gran forma. “Mono” Sánchez es quien más criticas recibe, principalmente por sus últimos torneos los cuales tenía muchas falencias (En jugadas claves además), pero en este Torneo ha subido mucho su rendimiento. Prueba de ella son sus buenos números: Ha recibido tan solo 13 remates, de los cuales, en 8 oportunidades se logro atrapar / quedar con el balón, en una oportunidad rechazo con el puño y en tan solo una ocasión falló en atrapar el balón. Los otros 3 remates los ha rechazado hacia los corners.

Números los cuales muestran, entre otras cosas, los pocos errores de Diego Sánchez, si lo comparamos con otros campeonatos anteriores. Tanto él como Guerra han demostrado buenas actuaciones. Y nuestro pilar defensivo se eleva también, gracias a los arqueros.

Defensa – Trabajo de Cirujano

Sin duda, son el pilar de esta gran campaña, que nos tiene primero y sin recibir goles. En la estadística anterior de Diego Sánchez, se mostraba que en 6 partidos disputados, tan solo en 13 oportunidades remataron directamente al arco, lo cual es una gran muestra que el trabajo defensivo esta funcionando de gran manera.

El patrón es Ramiro González, quien goza de excelentes números: Gana el 75% de las disputas de balón en las cuales participa, ha bloqueado 13 remates los cuales iban en dirección al arco, y para completar su labor, ha realizado 52 despejes desde propia área. Por último, Ramiro ha intercedido en 15 ocasiones en donde se realizaba un pase entre jugadores rivales, anticipando la jugada del equipo contrario.  Sin duda, muy buenos números de un jugador que llego sin gran cartel y que se ha posicionado como uno de los mejores.

Ángelo Pizzorno no se queda atrás. Y si bien luce menos que Ramiro, su trabajo ha sido igualmente bueno, complementándose muy bien con el central y su lateral. No ha perdido ningún balón que ha disputado y ha bloqueado 2 remates que iban con dirección al arco. En cuanto a pases, ha acertado el 79% de lo que ha entregado, teniendo un indice de error muy bajo.

Diego Sosa y Juan Pablo Gómez han hecho un gran trabajo de igual forma. El primero sorprende, por que fue el último de los refuerzos en incorporarse al equipo y ha tenido una gran performance. Los números de Diego dicen que: No ha perdido ningún balón que ha disputado, y que en 14 oportunidades ha rechazado el balón desde área propia. Por parte de Juan Pablo, tiene unos números un poco más bajos en comparación a Sosa. De 12 balones que fue a disputar, gano el 83% de ellas (Prácticamente 10 jugadas). 16 despejes de balón y en solo una oportunidad bloqueo un remate el cual iba al arco. Eso si, Gómez tiene un 80% de efectividad en pases entregados, lo cual es un muy buen número pensando en que constantemente se suma en ataque.

Mediocampo – Una maquina que falta por aceitar

Santiago Gallucci es un monstruo. Creo es la mejor forma de definir lo que ha sido su trabajo en el club. Ha ganado el 60% de los balones que disputa en cancha, e increíblemente, un 85% de los balones aéreos que se disputan. Por si eso no fuera poco, ha cortado el ataque rival en 20 ocasiones, quitando el balón mientras los jugadores rivales generaban pases entre ellos. ¿Más datos? Gallucci ha ido 17 veces al suelo entrando a un rival, (Cuando ambos jugadores van al piso para disputar un balón, por ejemplo) y de aquellas 17 veces, en 12 oportunidades se logró quedar con el balón. Por último, y no siendo menos importante, tiene un 78% de pases entregados correctamente, lo cual es muy valorable para su posición, volante central. Uno de los grandes pilares que ha tenido Unión en este campeonato, lo que no es menor, ya que llego para reemplazar al mejor jugador que tenía el club en los dos campeonatos anteriores.

Pablo Aránguiz e Israel Poblete son otra de las grandes figuras que presenta Unión en este Torneo, sin embargo, su generación en ataque no es de las mejores. Cuentan con 5 y 3 remates realizados cada uno, y en ambos casos, solo 2 de ellos llegaron al arco. Cada uno ha hecho un gol. Si bien no es poco, en general y contabilizando las 6 fechas en disputas, los números se hacen escasos. Se puede entender que en parte, los pocos goles que ha anotado Unión en el Torneo, se debe a los pocos remates que llegan al arco rival.

Fernando Meneses es otro de los jugadores que aporta su granito de arena, si bien no destaca tanto como otros, sus estadísticas como volante reflejan que ayuda. Su porcentaje de balones disputados ganados es bajo, tan solo aporta con un 27% de disputas ganadas en medio campo, pero su mejor aporte va en la distribución y generación de juego hacia los demás compañeros: Suma un 87% de balones entregados correctamente, además de generar 5 ocasiones de gol. En cuanto a ataque, tiene un indice bajo, así como Aránguiz y Poblete. Ha rematado en 4 oportunidades, pero en tan solo una ocasión llego un remate al arco. Un item en donde “Feña” debe mejorar, es en los centros, algo lo cual antes de llegar a Unión, uno pensaba que era una de sus especialidades: Ha realizado 19 centros, pero tan solo 3 de ellos han llegado a un compañero. Un porcentaje bastante bajo, considerando que Meneses en muchas ocasiones llega a línea de fondo rival.

Delantera – El sacrificio del esquema

A diferencia de los dos torneos anteriores, la delantera de Unión se diferencia mucho de aquellas versiones. Se ataca poco y se convierte poco. Este “inconveniente” no pasa tanto por las actuaciones de Muñoz y Jaime, sino que el equipo en si genera muy poco ataque, probablemente todo planeado por el técnico, Martín Palermo, en donde se nota un claro énfasis en el trabajo defensivo. Esto, sacrifica -por decirlo de alguna forma- el ataque, el cual baja en intensidad y cantidad, pero si algo se ha caracterizado esta Unión, es que la taza de efectividad subió enormemente, prácticamente capitalizando las pocas oportunidades que se genera el equipo.

Carlos Muñoz ha realizado 9 remates en lo que va de campeonato, pero solo 4 de ellos llegaron al arco. Mismo caso que Sebastián Jaime, quien ha hecho más remates al arco (12), pero solo 4 de ellos se digirieron al arco. Estadísticas las cuales evidencian que el ataque es lo que esta “al debe” en Unión. Se genera poco fútbol ofensivo, y se llega poco.

Eso si, tanto Muñoz como Jaime no solo se quedan esperando en el área algún balón. Las estadísticas del campeonato dicen que Muñoz ha ganado el 67% de los balones que disputa, mientras que Jaime -Quien es que más se retrasa en busca del balón- ha ganado el 83% de balones que pelea con los rivales. Estadísticas que reflejan una vez más, el “Alma Bianchista” que tiene este equipo; Los primeros en defender son los delanteros.

Unión Española – El Equipo

Las estadísticas generales del equipo reflejan y mucho las actuaciones individuales descritas anteriormente. En sus 6 encuentros disputados, tan solo promedia un 45% de posesión del balón. Tiene en total 168 despejes de balón y probablemente, el pilar de toda esta gran campaña: Ha ganado el 83% de balones que disputa. Es decir, y en palabras sencillas, prácticamente el equipo gana cada duelo que se tiene con los jugadores rivales, y de no ser así, no hay mucha complicación: El balón se reviente, buscando el re-ordenamiento del esquema y jugadores.

Si bien, el pilar fundamental de esta campaña es la labor defensiva del equipo, no es solo una labor que realizan los defensas y el volante central. Es un trabajo del equipo el cual ha entendido que, es prioritario realizar para sostener la gran campaña que se ha estado haciendo, algo que también han entendido los delanteros, aunque eso signifique sacrificar parte importante de su posición en el campo.

 

Imagen destacada: Carlos Parra/Comunicaciones ANFP.

¡Comenta esta noticia!