El pueblo Brasileño esta noche esta de fiesta, Gremio ha ganado la Copa Libertadores de América tras derrotar a Lanús en ambos duelos. Esta es la tercera edición ganada por los Cariocas, en los años 1983 y 1995 lograron la misma hazaña.

El partido de ida fue muy parejo, tan así que el desequilibrio del marcador llegaría sobre el final del partido con anotación de Cicero Santos sellando el 1-0 y la mínima ventaja para Gremio de cara al duelo de vuelta.

Una verdadera fiesta del fútbol se vivió esta noche en La Fortaleza granate, con un Estadio repleto hasta por si acaso arribaron los equipos al duelo que definiría el Rey de América, la presentación musical fue obra de Yandel agudizando la espera del cotejo. La salida de los equipos fue gigantesca, con una lluvia de fuegos artificiales le daban la bienvenida a Lanús y a Gremio, donde la entonación de los himnos nacionales de cada país fue respetado por la parcialidad que asistio a la cancha.

El conjunto Brasileño se haría dueño de las acciones de principio a fin, dejando de lado todas las hazañas logradas por Lanús para llegar a la final. El motorcito del conjunto Brasileño Arthur se ganaría los aplausos del respetable tras manejar al equipo a su gusto, dejando en claro por que es pretendido por los grandes de Europa. La apertura de la cuenta llegaría a los 27′ tras una pifia del lateral derecho granate Gómez, se escapa Fernandinho y mano a mano con Andrada define arriba de la existencia del guardameta y dejaba el marcador 0-1(global 0-2). De ahí en adelante Lanús se someteria al juego de Gremio, hasta que llegaría el segundo de Gremio tras una jugada individual del mejor jugador de la Copa, Luan, encarando y eludiendo rivales y definiendo con una vaselina, era el 0-2 en 41′ de partido.

Lanús en la segunda parte del partido saldría con otra disposición, de la mano de “Pepe” Sand buscarian la portería rival, lo que haría engrandecer el prestigio de jugadores como Geromel, Bruno Cortez y hasta el mismo portero Marcelo Grohe. El descuento llegaría en los pies de Sand, a los 72′ tras un penal cobrado en contra del “laucha” Acosta, era una luz al final del túnel que al final nunca apareció. Sobre el final se iria expulsado Ramiro por protestar y agredir al juez central del partido, después de todo volvería a la cancha a celebrar el título obtenido cuando el Paraguayo Enrique Cáceres decretaba el final del partido.

Además del trofeo, se entregaron otras distinciones como “Jugador del partido” que a la postre sería otorgado a Arthur, “Mejor jugador de la Copa” premio para Luan. El goleador de este certamen terminó siendo el veterano de 37 años José Sand.

 

 

¡Comenta esta noticia!