Deportes Temuco termina un campeonato en el cual partió como una de las sorpresas y se fue poco a poco cayendo.

Al principio Temuco se veía como uno de los candidatos a pelear el campeonato en un torneo super irregular, la hinchada entusiasmada con eso acompañaba al equipo “pije” a todos lados lo que era un apoyo para los jugadores y plantel. El elenco de la Araucania empezó a decaer en el partido ante Unión Española, duelo en el cual estuvo 7 minutos punteros del torneo, pero en un vaivén tremendo de emociones el conjunto hispano lo revirtió. Desde esa fecha acumuló una racha de empates y derrotas que hicieron que la esperanza de alcanzar torneos internacionales se diluyera.

La gota que revalso el vaso fueron las últimas dos fechas del campeonato, en la decimocuarta fecha Temuco cayó ante la Universidad de Chile por 3-0, lo que molesto mucho a la afición local, sumando la molestia del precio de las entradas. En el partido ante Católica, Deportes Temuco presento 7 bajas pero aun así logro aguantar los embates del conjunto cruzado en el primer tiempo. En el segundo tiempo todo se volvió color de hormiga para el conjunto albiverde y poco pudo hacer para que los pre cordilleranos levantaran la copa.

Con esto Temuco culmina el campeonato en la posición decimosegunda, con 16 puntos a tan solo dos del colista que es la Universidad de Concepción.

Deportes Temuco a mediados de noviembre confirmo a su primer refuerzo para el Scotiabank de clausura, se trata del ex calerano Francisco Bahamondes.

Con esto Temuco cierra un año de dulce y de agraz, logrando el ansiado ascenso en el primer semestre y sacando cuentas malas debido a la paupérrima campaña lograda en el apertura y la mala gestión de la dirigencia que tiene molestos a los hinchas.

 

¡Comenta esta noticia!