Para Deportes Valdivia el tercer tiempo, en la ANFP, no será fácil. Toda la temporada se han sobrepuesto a las dificultades.

Por Diego Barrera / @paoloski_

La temporada 2015-2016 fue bastante particular para Deportes Valdivia, los comentarios que logré escuchar decían que el equipo de ‘La Vieja’ Reinoso era el que mejor jugaba, pero no lograba plasmar en la tabla de posiciones su juego vistoso y directo. La irregularidad se transformó en la tónica, y junto a las situaciones extra-futbolísticas, provocaron que los del torreón salieran de la zona de clasificación al hexagonal final. Esto a su vez generó la salida de cuatro jugadores y su Director Técnico en plena mitad de la fase regular.

Con el diario del Lunes, uno puede decir que la llegada de Hugo Balladares resultó un acierto, pero en su momento no dejó más que poner un manto de duda sobre los fieles del cuadro albirrojo. La irregularidad se mantuvo, pero la impericia de sus perseguidores le dieron la posibilidad de quedarse con el último cupo que pelearía el ascenso a Primera B. Nada fue fácil durante la temporada regular.

Tampoco se veía fácil remontar los 8 puntos en 10 fechas en la liguilla de ascenso, pero lo lograron el impresionante registro de ocho victorias, un empate y sólo una derrota, en prácticamente dos meses. Para muchos la temporada terminó con la contundente victoria sobre Deportes La Pintana, sin embargo el partido en la ANFP recién comenzaba.

Una cifra pone en jaque todo el esfuerzo y trabajo realizado por plantel, cuerpos técnicos y directivas durante la temporada, US$ 2.000.000.- (Dos millones de dólares) o $ 1.200.000.000.- (Mil doscientos millones de pesos). Es sabido que el monto no fue puesto de la noche a la mañana y que cualquiera de los participantes que no han provenido de la Primera B, debían sortear este pago. El problema es la raíz de esta “matrícula” para jugar en la categoría de plata.

Como muchos de los problemas y soluciones desde principios de este siglo en la ANFP, nacen con el CDF y sus millonarios repartos a los clubes de Primera A y B. Sin los derechos de televisión el fútbol no se sustenta, los 32 clubes de estas categorías han armado sus presupuestos en base a un ingreso seguro, sin mediar en la incertidumbre de la asistencia de sus hinchas al estadio o a un jugoso contrato de publicidad. Por lo que el pago que debe cancelar Deportes Valdivia, no es más que un subsidio al club que hizo mal su tarea futbolística y/o administrativamente, como lo fueron A.C. Barnechea y Deportes Concepción este año. En el fondo es un premio por descender, ¡Qué Paradoja!

Como hincha del fútbol, del que se puede jugar en las canchas de barro de Valdivia o las de tierra y piedra en el Norte, espero que el ascenso de Deportes Valdivia se concretE.

Ya que de lo contrario sería otra victoria del capital y la avaricia sobre algo que no puede ser registrado en un libro contable como es el amor por el fútbol.

Foto: (c) t13.cl

¡Comenta esta noticia!