Cuando el día de ayer, 20 de mayo, el Árbitro pitó el final del partido ante Cobresal, aún quedaba alguna esperanza que el “Eterno Campeón” podía bajar la estrella nº 32, pero lamentablemente no fue lo que sucedió.

Colo-Colo comenzó el campeonato de buena forma, incluso puntero gran parte de la competencia, por lo que nada hacía presagiar el desenlace que tuvo el torneo.

Pero, ¿Por dónde pasa el fracaso de Colo-Colo en el Clausura 2017?

Cuando hablo de “Colo-Colo, un deja vu”, es precisamente porque esta situación ya la vimos el 2010 cuando el Albo era dirigido por Diego Cagna.

                       Imagen: gcdn.emol.cl

A mi juicio, este es uno de los campeonatos de mayor irregularidad de los últimos años, por lo mismo pienso que duele aún mas haberlo dejado escapar.

Para mí son varios los factores por los que se perdió el Clausura 2017:

  • La lesión de Justo Villar

El arquero Paraguayo es prenda de garantía en el pórtico albo y fue pilar fundamental en la obtención de la estrella 31.

  • La irregularidad de Garcés

Los errores consecutivos “infantiles” que tuvo el Golero condicionaron los resultados de partidos trascendentales (Iquique – U. de Chile).  A Garcés se le veía incómodo en el arco, falto de confianza y lamentablemente eso a ratos se veía que lo transmitía en la cancha a sus compañeros.  Tengo la sensación que a Paulo le perjudicó la salida del Entrenador de Arqueros Julio Rodríguez y es básicamente porque se veía un Portero mejor trabajado mientras Rodríguez estuvo como Preparador en el Cacique.

  • Desaciertos del D.T.

En el partido que Colo-Colo enfrentó a Iquique, Guede improvisa con Morales como lateral y Fierro de stopper. Me parece que colocar a jugadores en puestos que no son los que mejor dominan, termina condicionando los resultados en los partidos.

En el pleito crucial con Antofagasta, el Equipo Albo entró con todo a ganar, sin embargo luego del gol de Rivero se termina replegando, entregando la cancha al rival y además Guede remplaza a Rivero que era el delantero más incisivo en ese momento.

  • Refuerzos

Con la llegada de Morales y González, se creyó que serían aportes al Equipo, no obstante no rindieron lo que se esperaba.  Morales estuvo afectado por rebeldes lesiones, al igual que González. Este último luego de recuperarse, tampoco fue considerado por Pablo Guede.

Pero hay algo que se ha tornado preocupante en los últimos años en Colo Colo y es precisamente que llega con lo justo al final de los torneos (salvo en la obtención de la estrella 30 con el D.T. Héctor Tapia).

Expuesto lo anterior, creo que básicamente el Plantel, más bien su “columna vertebral”, ya se encuentra desgastada, por lo que también esto les pasa la cuenta en el tramo final de los torneos.

¿Cómo sale Colo Colo de este problema?

Pienso que la Concesionaria Blanco y Negro tiene que invertir de manera correcta para reforzar la columna vertebral del Equipo, así como en su momento, trajeron Villar, Barroso, Valdés y Paredes.

Sabemos que las SADP quieren invertir poco y ganar mucho, pero a veces hay que cambiar la estrategia en función de mejores resultados, lo que lógicamente a largo plazo les traerá mayores ganancias económicas a ellas y deportivas a toda la hinchada.

Quienes crecimos con un Cacique exitoso y protagonista a nivel Nacional e Internacional, nos llena de rabia ver todo lo que ha estado sucediendo este último tiempo.

¡¡Vamos Colo-Colo!!

Por: Alex Cárdenas

Imagen: www.publimetro.cl

Portal Fútbol

¡Comenta esta noticia!

No hay comentarios